A mi lado, aprenderás que más allá de la supervivencia, hay algo muy hermoso, dulce y vasto llamado amor.

A mi lado, aprenderás que más allá de la supervivencia, hay algo muy hermoso, dulce y vasto llamado amor.

Incluso antes de que nacieras, yo te amaba. Con el chispazo mágico de aquel primer momento en el que escuché que iba a ser madre, dadora de vida, mi corazón desplegó toda su capacidad afectiva. Desde entonces no me he guardado nada de este gran amor y te lo entrego en todo, en lo que hago y también en lo que soy.

Al mirarte, me doy cuenta que desde que te tengo conmigo mi vida es mucho mejor. Tú, amor mío, eres la razón por la que me levanto todos los días, por la que enfrento a este mundo cada vez más agresivo, lleno de problemas y exigencias nuevas.

Por ti, lo supero todo. Porque te amo y, por encima de todo, quiero que seas feliz. A menudo, pienso que mi amor por ti me dará la fuerza para incluso vencerme a mí misma y ser mejor.

Mi amor por ti es el sentimiento más poderoso que tengo y no hace falta que me digas nada para recordar mis deberes para contigo. Te amo solo por el hecho de ser el fruto de la vida que fui capaz de concebir. Mi bebé.

Te confieso sé que soy capaz de amarte como lo hago porque sé que yo también fui amada sólo por el mero hecho de existir. Ahora que eres un bebé, me pides que esté constantemente contigo porque tu ser más instintivo, más básico, te indica que es el mejor modo para sobrevivir. Tú y yo sabemos que somos seres sociales y que el amor moldea nuestras vidas. En el amor, nos fortalecemos.

Con el tiempo, tal y como lo hice yo, podrás amar tan grande como yo puedo hacerlo. Allí estaré para velar por que puedas lograrlo. A mi lado, aprenderás que más allá de la supervivencia, hay algo muy hermoso, dulce y vasto llamado amor.

La verdad es que solo sé que te amo y que eso me basta.

TE AMO MÁS QUE A NADA

Comentarios